Una fe intelectual verdadera nos ayuda a conocer mejor a Dios. Amar a Dios con nuestra mente también es conocer y estudiar la escritura.  Jesús dijo: "Escudriñad las escrituras... ellas dan testimonio de mi".  ¡Si no conocemos la palabra de Dios no conocemos a Dios!

Una fe intelectual verdadera nos ayuda a conocer mejor a Dios. Amar a Dios con nuestra mente también es conocer y estudiar la escritura. Jesús dijo: "Escudriñad las escrituras... ellas dan testimonio de mi". ¡Si no conocemos la palabra de Dios no conocemos a Dios!

Conocer mejor la palabra de Dios nos ayuda a conocer mejor a Dios mismo.  Conocer la palabra no nos hace religiosos, un mal corazón y defectos de carácter sí nos pueden hacer religiosos. ¡Amemos a Dios con nuestra mente!

Conocer mejor la palabra de Dios nos ayuda a conocer mejor a Dios mismo. Conocer la palabra no nos hace religiosos, un mal corazón y defectos de carácter sí nos pueden hacer religiosos. ¡Amemos a Dios con nuestra mente!

Dios nos pide amarlo con todo nuestro corazón, con toda nuestra alma y toda nuestra mente. ¡Es muy importante amar a Dios también con nuestra mente!

Dios nos pide amarlo con todo nuestro corazón, con toda nuestra alma y toda nuestra mente. ¡Es muy importante amar a Dios también con nuestra mente!

Es necesario que estemos listos para presentar una defensa de nuestra fe. Muchas personas necesitan conocer la razón de nuestra esperanza y gozo.  ¿Crees que estás listo para hablarles a las personas de la razón por la cual confías totalmente en Dios?

Es necesario que estemos listos para presentar una defensa de nuestra fe. Muchas personas necesitan conocer la razón de nuestra esperanza y gozo. ¿Crees que estás listo para hablarles a las personas de la razón por la cual confías totalmente en Dios?

Un mejor conocimiento y estudio de la palabra de Dios nos ayuda a relacionarnos mejor y ser mejores personas con nuestro prójimo y nuestros hermanos.  La Biblia deja muy claro que todos somos iguales delante de Dios. Ya no hay diferencias, ¡todos somos uno solo en Cristo!

Un mejor conocimiento y estudio de la palabra de Dios nos ayuda a relacionarnos mejor y ser mejores personas con nuestro prójimo y nuestros hermanos. La Biblia deja muy claro que todos somos iguales delante de Dios. Ya no hay diferencias, ¡todos somos uno solo en Cristo!

Una fe intelectual basada en la palabra de Dios y un conocimiento verdadero son una grán ayuda en momentos de dificultad y de prueba.  Nuestras emociones deben estar basadas en el conocimiento de la palabra de Dios y en los hechos científicos que demuestran su verdad.

Una fe intelectual basada en la palabra de Dios y un conocimiento verdadero son una grán ayuda en momentos de dificultad y de prueba. Nuestras emociones deben estar basadas en el conocimiento de la palabra de Dios y en los hechos científicos que demuestran su verdad.

Como cristianos tenemos la obligación de amar también a Dios con nuestra mente. Eso lo podemos lograr de muchas maneras, pero sobre todo sometiendo nuestros pensamientos y mente a Cristo.  Visita nuestro sitio para conocer más acerca de esto.  “No hay excusa para predicar que requiera que las personas dejen su mente fuera de la iglesia. En el gran mandamiento Jesús enseñó a sus discípulos a amar a Dios con toda su mente, su corazón y su alma. Algunos predicadores se ganan la vida atacando a…

Como cristianos tenemos la obligación de amar también a Dios con nuestra mente. Eso lo podemos lograr de muchas maneras, pero sobre todo sometiendo nuestros pensamientos y mente a Cristo. Visita nuestro sitio para conocer más acerca de esto. “No hay excusa para predicar que requiera que las personas dejen su mente fuera de la iglesia. En el gran mandamiento Jesús enseñó a sus discípulos a amar a Dios con toda su mente, su corazón y su alma. Algunos predicadores se ganan la vida atacando a…

Pinterest
Search